PYMAR celebra su Junta General en un ambiente de confianza en la construcción naval española tras duplicar la tasa de crecimiento europea

29.06.2015

La Junta General Ordinaria de PYMAR, cuyo acto de clausura ha presidido hoy el Ministro José Manuel Soria, constata la actual dinámica de crecimiento del sector y la consolidación del nuevo sistema ‘tax lease’.

Los astilleros privados españoles, que duplicaron el año pasado la tasa de crecimiento del sector en Europa y facturaron 628 millones de euros, mantuvieron el liderazgo europeo en la contratación de buques pesqueros y el tercer puesto en buques offshore.


Madrid, 29 de junio de 2015

Los astilleros privados españoles viven una fase de consolidación y crecimiento, tal y como se ha puesto de manifiesto durante la Junta General Ordinaria de PYMAR, empresa que agrupa a los principales astilleros privados españoles. La Junta ha finalizado con un acto de clausura presidido por José Manuel Soria, Ministro de Industria, Energía y Turismo, donde se ha hecho balance de los resultados del sector en el último ejercicio y se han analizado las previsiones de mercado para los próximos meses. 

Durante el acto, que se ha celebrado hoy en Madrid, se ha hecho balance de la actividad contractual del sector en 2014, de la que se ha destacado el crecimiento de un 42% en la contratación de nuevos buques por parte de los astilleros privados españoles, superando en más del doble la tasa de crecimiento de los pedidos del sector en Europa ese año.

Asimismo, a punto de cerrar este primer semestre del año, se confirma esta tendencia positiva con el aumento en el volumen de contrataciones realizadas por los astilleros privados españoles de un 12% respecto al primer semestre del año pasado.

Una facturación de 628 millones

Los astilleros agrupados en PYMAR finalizaron el año 2014 con una cartera de pedidos de 40 buques. De ellos, 18 contratos entraron en vigor dentro de ese mismo año, aportando una facturación de aproximadamente 628 millones de euros y más de 3 millones de horas de trabajo que repercuten directamente en el empleo nacional, toda vez que los buques contratados por los astilleros privados españoles evitan la deslocalización y son íntegramente construidos en España.

El aumento de la cartera en 2014 respecto del año anterior se situó en un 2,6% y el número de entregas registraron un incremento del 13%. Un 94% de dichas entregas respondieron a pedidos de armadores extranjeros, lo que confirma una vez más el carácter netamente exportador del sector.

Los astilleros dedicados al mantenimiento, reparaciones y transformaciones también hacen balance positivo del año 2014. Durante todo el ejercicio se registró un buen ritmo de estas actividades para plataformas petrolíferas offshore y de buques de apoyo a plataformas. Asimismo, se consiguieron cerrar varias reparaciones de envergadura durante el año y varias transformaciones que aseguraron con antelación la carga de trabajo en varios astilleros para todo el 2015.

Dentro de esta misma actividad, en el ámbito de superyates, se ha venido observando un cambio de tendencia respecto a los últimos años, al pasar de las grandes reparaciones que eran habituales a proyectos más pequeños, por etapas o por paquetes, pero en un número mucho mayor que el que se venía registrando hasta ahora, lo que hace mantener en todo caso un alto nivel de actividad en los astilleros.

Adicionalmente, la actividad de reparación ha sido muy destacable en varios casos de astilleros tradicionalmente dedicados a la construcción que, en momentos en los que sus carteras de construcción se vieron reducidas, encontraron en este tipo de proyectos la forma de mantener un alto nivel de actividad en sus gradas.

 

Especialización y diversificación de la producción

La actividad de construcción de los astilleros privados españoles durante 2014 se ha centrado principalmente en buques dedicados a la industria offshore y pesqueros. De hecho, España mantiene una posición dominante en ese tipo de barcos. Su alto grado de especialización ha permitido a los astilleros agrupados en PYMAR mantener el liderazgo europeo en la contratación de buques pesqueros y el tercer puesto en buques offshore. En el cómputo global, España alcanzó el año pasado el puesto número 16 de los países con mayor contratación de buques del mundo, y el sexto puesto europeo en número de buques contratados.

No obstante, los astilleros están actualmente diversificando sus políticas comerciales hacia tipos de buques diferentes a sus nichos de mercado tradicionales. La fuerte caída del precio del petróleo en los últimos meses ha tenido un claro impacto en el segmento del mercado offshore petrolífero, uno de los principales segmentos de mercado para la industria española hasta ahora. Por eso ya se están contratando y negociando construcciones de otros tipos de buques que, en todo caso, requieren de un alto valor añadido y excelencia constructiva por su complejidad, sofisticación y tecnología punta, ámbito en el que los astilleros privados españoles cuentan con su mayor ventaja competitiva.

De esta manera, los buques pesqueros, remolcadores y de transporte están adquiriendo cada vez mayor protagonismo en las carteras de pedidos, con el objetivo de garantizar la actividad productiva de sus gradas. En este nuevo reto de diversificación y adaptación a las nuevas condiciones comerciales, la versatilidad, experiencia y prestigio acumulados durante años serán más que nunca fundamentales para el sector.

 

Tax leaseafianzado

El sistema de financiación de activos (el nuevo ‘tax lease’), que es aplicable a buques, se ha visto afianzado enormemente en el último año. A día de hoy, son ya 17 las operaciones estructuradas con este sistema, para contratos que suman más de 415 millones de euros y que suponen más de 1.800.000 horas de trabajo. Estos datos son excelentes, sobre todo teniendo en cuenta el poco tiempo transcurrido desde la puesta en marcha del nuevo régimen. Para la consecución de este logro, como para tantos otros en los últimos años, ha sido esencial la unidad mantenida por todo el sector y el papel de PYMAR como organización integradora y coordinadora de las voluntades del sector.

Adicionalmente, desde PYMAR se están impulsando un gran número de iniciativas en beneficio de los astilleros privados, destinadas a optimizar los actuales instrumentos de mercado con procedimientos ágiles y fiables, como la firma de dos convenios de colaboración con entidades financieras de primer nivel en España, uno con Banco Sabadell y otro con Banco Popular y Banco Pastor, así como representando a estos astilleros en ferias sectoriales de carácter internacional.

A la luz de todas estas noticias, de los datos obtenidos en el ejercicio 2014 y del buen comienzo de este año, se espera un 2015 positivo para los astilleros privados españoles, que deberá servir para afianzar la actual dinámica de recuperación y crecimiento que actualmente está viviendo el sector.