PYMAR confía en que la firme decisión del Gobierno impulse la contratación de buques

19.09.2013

La industria naval, tras casi dos años y medio de bloqueo por el proceso abierto en Bruselas, intentará pasar página a partir de ahora gracias al nuevo sistema de financiación que ya está aprobado por la CE. 

Madrid, 19 de septiembre de 2013 

PYMAR considera que la decisión adoptada ayer por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre la devolución de las ayudas al sector naval es el primer paso para recuperar la confianza de los inversores en este sector innovador y tecnológicamente avanzado. 

Asimismo, celebra la rapidez con la que el Gobierno ha logrado identificar y cuantificar el importe máximo sujeto a devolución de las operaciones materializadas al amparo del régimen de ‘tax lease’ condenado por la Comisión Europea en la decisión adoptada el pasado 18 de julio, y que afecta a los inversores que financiaron la construcción de buques entre 2007 y 2011. La Administración ha realizado un trabajo muy complicado en un tiempo récord, y ha conseguido presentar su informe en tan solo dos meses desde la decisión tomada por la CE, cumpliendo los plazos establecidos en la decisión por Bruselas. 

PYMAR entiende que los 126 millones de euros que Hacienda ha determinado podrían verse reducidos en función del porcentaje de ayuda que pueda considerarse compatible, para lo que se deberá esperar a que se estudie cada una de las operaciones en detalle. 

No obstante, PYMAR considera injusta y discriminatoria la decisión de recuperación adoptada por la Comisión, y continúa defendiendo la validez de los argumentos que ha presentado durante todo el proceso. Por tanto, mantiene su apoyo firme al Gobierno español para que presente un recurso, antes del 28 de septiembre, a la resolución adoptada por la CE. Se trata de argumentos sólidos, como la inacción de la CE durante 10 años, así como la seguridad jurídica y la confianza legítima que se había creado en el sector. 

Una vez que Hacienda ha cumplido con su deber de cuantificar la devolución de las ayudas, el naval confía en que Bruselas dé por buena la interpretación realizada por el Gobierno de España. En este sentido, PYMAR recuerda que el vicepresidente de la CE y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, aseguró el pasado 18 de julio, al hacer pública la decisión, que “la CE, en el control sobre las normas de ayudas de Estado, no será en absoluto un obstáculo para el futuro, que deseamos sea brillante, del sector naval español”. 

Por ese motivo, PYMAR confía en que se logre restablecer la confianza en el sector naval español por parte de las entidades financieras e inversores y puedan ponerse en vigor los nuevos contratos en los que los astilleros llevan meses trabajando mediante el nuevo sistema de financiación de activos, que cuenta con todas las bendiciones por parte de la Comisión Europea. 

Los astilleros españoles, a pesar de este bloqueo durante los últimos dos años, mantienen su potencial innovador y su capacidad exportadora. Se encuentran entre los más competitivos del mundo, y muestra de ello es el interés de los armadores internacionales por seguir contratando nuevos buques. Para ello se necesita que la Administración, los inversores y los demás agentes mantengan su confianza en este sector del que dependen 87.000 familias en España.